El Festival de Barriletes Gigantes en Sumpango, Guatemala

Festival de Barriletes Gigantes

Apenas treinta kilómetros al oeste de Ciudad de Guatemala se halla la localidad de Sumpango, en el departamento de Sacatepéquez. Curioso el significado de esta ciudad en la lengua nahuatl: «estantería para calaveras humanas dedicadas a los dioses». No es precisamente por esto por lo que se conoce a Sumpango en Guatemala, sino por su Festival de Barriletes Gigantes.

Este festival se celebra una vez al año cada 1 de noviembre. Una tradición que hunde sus raíces hace más de cien años, y se ha convertido en orgullo y símbolo de Sumpango. Ese día todos los habitantes y los que llegan de otros lugares de los alrededores se dan cita en el estadio de fútbol, junto al cementerio. Para quien no lo sepa, un barrilete es el nombre con el que en Guatemala y otros países de Centroamérica se llaman las cometas de toda la vida.

Los barriletes gigantes se han ido preparando por los habitantes de Sumpango durante los dos meses anteriores. Ya la tarde del 31 de octubre cientos de jóvenes se acercan hasta el estadio para preparar lo que va a ser el festival del día siguiente. Especialmente dan vida al armazón que dará soporte a los enormes barriletes hecho con papel de china y varas de bambú. Muchos de ellos alcanzan una altura de hasta quince metros que, cuando se levantan, hacen que el público estalle en aplausos.

Estos barriletes gigantes, decorados con dibujos y motivos alegóricos, permanecen durante todo el día en exposición, mientras la gente disfruta comiendo y bebiendo en compañia de buenos amigos. Hay otros barriletes más pequeños que sí se hacen volar, especialmente por los niños. Estos llevan unas notitas que, según la tradición, están dedicadas a los muertos para que alejen a los malos espíritus de Sumpango, ya que el 1 de noviembre se celebra la fiesta de los fieles difuntos.

La música y los bailes tradicionales no cesan durante el festival. Cuentan los propios habitantes que es el día en el que más fuerte han de sonar los instrumentos, para que así lo oigan incluso los muertos. Posiblemente la experiencia que se viva frente a estos enormes barriletes sea única. Una oportunidad de disfrutar de algo completamente diferente y tan popular a la vez.

Foto Vía Informacion Libre 2012

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Guatemala


Deja tu comentario