St. John, en las Islas Vírgenes

Trunk Bay en St. John

Las Islas Vírgenes americanas son aproximadamente media centena de islas, adquiridas por Estados Unidos a Dinamarca. Entre las más destacadas, se encuentra St. John, también una de las más pequeñas. Se trata de un destino realmente idílico, y con sus apenas 14 kilómetros de largo es capaz de sorprender y enamorar a todos sus visitantes.

La isla de St. John se encuentra unos 7 kilómetros al este de St. Thomas, y al sur de la isla de Tórtola, perteneciente a las islas vírgenes británicas. Se cree que es una de las islas visitadas por Colón durante su segundo viaje a América, y desde entonces a pertenecido a distintas nacionalidades a lo largo de su historia.

Su territorio se caracteriza por ser hogar de una gran diversidad de flora y fauna, al punto de que dos tercios de la isla fueron declarados Parque Nacional. Asimismo, es hogar de una parte del arrecife de coral de las Islas Vírgenes. Sus playas son codiciadas por viajeros de todo el mundo, y varias de ellas se han encontrado entre las listas de mejores playas del mundo de distintas revistas y consultoras.

Durante una visita a la isla, el primer sitio para tumbarse al sol es Trunk Bay. Se trata de su playa más famosa, y también de una de las más conocidas en todo el mundo. Con estos antecedentes, solo podemos esperar lo mejor. El acceso a la playa no es gratuito, pero las tarifas son muy bajas, apenas unos 5 dólares aproximadamente; también hay un horario determinado para visitarla, entre las 8 y las 16 horas. La actividad cumbre de esta playa, además de simplemente descansar en la arena y disfrutar de sus magníficas vistas, es el submarinismo. Esto se debe en buena medida a la enorme cantidad de peces de brillantes colores que habitan las aguas circundantes.

Otra de las playas estrella de St. John es Cinnamon Bay. Se encuentra dentro del territorio protegido como Parque Nacional y es la más larga del lugar. Allí se puede bucear, nadar y practicar deportes de playa o acuáticos, como el windsurfing. Dispone de una tienda que alquila los implementos necesarios para ello.

Quienes se hospeden en el hotel Caneel Bay Resort estarán a solo un paso de la playa Caneel Bay, accesible mediante el hotel, tanto para sus huéspedes como para el público en general. Para llegar a esta playa y a la playa de Honeymoon Bay hay que tomar el Lind Point Trail, un sendero que a lo largo de 1,5 km. une a estos destinos con el Parque Nacional.

Como toda buena isla caribeña, St. John es un destino ideal para los amantes de la playa, y destaca por la inusual calidad y belleza de su arena blanca y de sus aguas cristalinas.

Información práctica

  • Cómo llegar: en ferry, desde St. Thomas, Tórtola, Virgin Gorda, Jost Van Dyke y Anegada. Desde St. Thomas salen servicios cada hora, mientras que desde Tórtola lo hacen diariamente. Desde las otras islas se ofrece servicio con menos frecuencia.

Foto vía: Colin Bosch

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Islas Virgenes


Deja tu comentario