Sprat Hall, mansión antigua en St. Croix

Plantacion Sprat Hall

Una de las Islas Vírgenes Británicas, uno de los paraísos caribeños que los ingleses aún conservan, es la Isla St. Croix, un rincón verde, ex tierra de piratas y plantaciones de azúcar.

Precisamente de esta época dorada para los señores de la tierra, no así para los esclavos africanos, quedan algunas de las mansiones que fueron símbolos de su riqueza.

Entre estas mansiones está la de la Plantación Sprat Hall. De hecho esta plantación es la mas antigua de la isla ya que data de la segunda mitad del siglo XVII, momento en que la isla estaba ocupada no por los ingleses sino por los franceses. La casa y sus jardines descansan en el extremo oeste de la isla, cerca de Frederiksted y sobre lo alto de una suave colina por lo cual recibe la briza del océano siempre.

Los jardines son un mundo verde y colorido, tropical, de flores, aromas y sonidos caribeños. Hay palmeras, arboles y un sendero antiguo que va desde la casa hasta el molino de la plantación de azúcar que está bordeado de palmeras reales y muchas orquídeas. Desde 1947 la casa está abierta al público pues es un verdadero tesoro de otra época y la familia Hurd, su propietaria, considera que nadie debe dejar de visitarla.

La casa tiene muchas antigüedades, tesoros de familia, pinturas, muebles de caoba (una madera que en siglos pasados era muy abundante en la isla), objetos de cristal, porcelana y un colchón hecho con pelo de caballo que ya tiene mas de un siglo.

Lo bueno es que hoy, además de visitar la casa, te puedes alojar en ella. Disfrutas de la hospitalidad de la familia, de los jardines, la comida y la playa pues hay otro camino que baja hacia la costa y te permite bañarte en las aguas del Caribe, ver películas y contemplar cómo se pone el sol. Una belleza.

Estas Islas Vírgenes son un paraíso para los que llegan al Caribe.

Foto: vía Soul of America

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Islas Virgenes


Deja tu comentario