- Sobre Caribe - https://sobrecaribe.com -

Fuerte Orange, corazón histórico de San Eustaquio

Otra de las islas que forman parte de las Antillas Neerlandesas es Saint Eustatius, en español San Eustaquio. Es una isla pequeña de apenas 21 km2 con una población estable de 3100 personas cuya capital es la ciudad portuaria de Oranjestad. También se la conoce comúnmente con el nombre de Statia.

Es cierto que no vive aquí mucha gente y también es cierto que tampoco hay mucho turismo así que yo diría que es un buen destino si quieres vacaciones en un paraíso natural… sin gente.

Durante muchos siglos se la conoció como la Piedra Dorada, un punto en el largo viaje desde América al Viejo Continente, refugio incluso de piratas y corsarios. A la par del desarrollo la isla cayó en el olvido y recién con el turismo renació en la órbita internacional como destino de buzos.

¿Por lo corales? No tanto, es que bajo el mar es posible encontrar los restos de las murallas de los primeros asentamientos holandeses así que el nadar por aquí suma mucho encanto. Pero además, como dije, no hay mucho turismo y es u sitio tranquilo. Por lo menos mucho mas que su vecina Curazao. Oranjestad es su capital, un pueblo más que una ciudad, con un puerto histórico.

Tenemos por un lado la ciudad baja a lo largo de la costa con ruinas de la época colonial, la playa y el puerto y la ciudad alta con el casco histórico bien restaurado. Su corazón es el Fuerte Orange. Se trata de una elegante fortaleza del siglo XVII que está en el centro de la ciudad y mira, como corresponde, hacia el mar.

Se alza sobre un acantilado, defensivamente, y tiene un patio, murallas, fortificaciones y muchos cañones que apuntan al mar. Lo construyeron los franceses en 1629 para proteger la bahía y hoy funciona en él el Museo de Historia de Eustaquio, considerado uno de los mejores del Caribe). Hay visitas guiadas y el fuerte forma parte del clásico city tour en autobús que te lleva a recorrer también la Ruta de los Esclavos.

Foto 1: vía Wikipedia

Foto 2: vía Abundance Secretes