Tour de plantaciones históricas en Jamaica

great house jamaica

La historia pasada de Jamaica tiene como protagonistas a las plantaciones, esas enormes propiedades en manos de colonos europeos que tenían a esclavos africanos trabajando.

Las plantaciones son parte de la vida de Jamaica y nacen principalmente en el siglo XVII. En aquellos días, estas residencias eran el asiento de la autoridad en manos de los dueños y señores de la tierra.

El tamaño de la casa estaba en relación directa con la cantidad de tierra que se tenía, cuanto más grande era la propiedad la casa era mas palaciega y por ende su dueño un hombre más rico. Las Greats Houses, como se les dice en inglés aún hoy, solían ser estructuras de dos pisos, con base de ladrillos y piedra y una parte superior en general de madera. Además, tenían barandas todo alrededor y ventanas de guillotina.

Lo cierto es que en Jamaica hay muchas de estas casas y si quieres conocer un poco de la historia del país una excursión por algunas de ellas no te vendría nada mal. Una de las más populares es Rose Hall, la casa embrujada, pero también están Malborough, Stokes Hall, Belmont, Green Park, York Castle o Goode Hope, solo por nombrar algunas, pues son bastantes.

great house jamaica

Seguramente no tendrás tiempo de visitarlas todas pero algunas definitivamente merecen la pena. Por supuesto, Rose Hall es una de ellas. Es tal vez la residencia de plantación mas popular de Jamaica, famosa en todo el mundo y muy turística. La casa data del siglo XIX y su señora mas famosa fue Annie Palmer, una mujer muy cruel con los esclavos. Tanto que se dice que terminaron matándola y ella ganando el título de la Bruja Blanca de Rose Hall.

Bien, que mas allá de estas grandes y antiguas residencias puedes visitar también plantaciones que todavía trabajan, como alguna plantación de café, por ejemplo, o alguna de ananás. El paseo es genial para probar frutas, saborear aromas intensos, almorzar y vivir Jamaica de otra manera.

Foto 2: vía TripAdvisor

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Jamaica


Deja tu comentario