El naufragio del Bianca C, en Granada

cristo de las profundidades

Seguramente el barco hundido más interesante de la pequeña y hermosa isla de Granada es el Bianca C. Descansa para siempre sobre la costa sudoeste de la isla y tiene una historia fascinante que todos los buzos que llegan a nadar entre sus restos escuchan antes de sumergirse. Además, hay una estatua de bronce que recuerda el hecho y mira al mar.

La historia comienza unos treinta años atrás cuando la sirena de un barco rompe la calma de una mañana de domingo apacible y caribeña. El barco estaba en el fondeadero y todo parecía marchar bien para esta nave crucero de líneas elegantes que a esas alturas era familiar para los habitantes de Granada.

Pero algo era distinto y al observar con atención el barco notaron que una bandera de alarma estaba en uno de sus mástiles anunciando lo peor: el Bianca C se incendiaba y necesitaba ayuda.

El Yatch Club de Granada se movilizó rápidamente y todos los barcos en el mar acudieron al rescate: había abordo 400 pasajeros y 300 tripulantes más algunos granadinos que emigraban rumbo al Reino Unido. Navegaba bajo bandera italiana y su capitán era un hombre con 40 años de carrera pero aún así, el destino del Bianca C era nunca más estar sobre el agua… sino debajo de ella.

bianca c

Hubo una explosión y la sala de máquinas estalló. El fuego se disparó y el rescate se hizo urgente y angustiante. Se tardaron dos horas y todos quedaron  salvo, menos un par de tripulantes. Después, se quiso arrastrar la nave humeante hasta un arrecife para su descanso final pero el viento lo hizo imposible, la soga se soltó y el Bianca C se hundió.

Hoy, si estás en Granada, podrás ver la famosa estatua de bronce que recuerda el desastre. Se llama el Cristo de las Profundidades, una réplica del original que se dice está sumergido en la Bahía de Nápoles para que Dios proteja los barcos. Hoy está en la explanada a la cabeza del puerto y representa la gratitud de la línea italiana con el pueblo de Granada. Si vas a bucear por el barco, ten cuidado y acude con instructores pues hay fuertes corrientes.

Foto 1: vía Shaggyshoo

Foto 2: vía p.ryan2007



Etiquetas:

Categorias: Granada


Comentarios (2)

  1. Mi madre, mi hermano y yo viajabamos en ese barco, salimos de la Guaira, (Venezuela) rumbo a Tenerife (Islas Canarias), en Granada nos acogio en su casa una familia lugareña, a quienes mi madre siempre nombra con agradecimiento.

  2. Julia dice:

    Mi mamá es sobreviviente de ése naufragio. Vivimos en venezuela en la actualidad. Poseemos documentos para mayor información

Deja tu comentario