Destinos caribeños que no puede perderse

Saint Martin

En el Caribe existen numerosas cantidades de islas que es necesario visitar para tener una visión amplia y cabal de este paraíso terrenal. Hoy en este artículo le recomendaremos algunas de las que no puede perderse de conocer.

La isla de St. Barts es una de las más lujosas, por lo que es aconsejable visitarla disponiendo de una buena cantidad de efectivo. Está destinada a todos aquellos empresarios de altos vuelos que quieran obtener un buen y refinado descanso de sus negocios; ya que en ella una botella de champagne puede llegar a valer € 1500.

El nombre completo de esta isla es Saint Barthélemy, y en ella puede esperarse de todo menos una buena economía y ahorro ya que es una de las más caras del Caribe. En ella existen tiendas exclusivas donde transitan los millonarios clientes, y arenas y playas brillantes. El paisaje salvaje envuelve todo el refinamiento francés en un territorio total menor a los 21 km2.

Por otro lado, con una cantidad menor a los 25000 habitantes pero con más de 500 entidades bancarias censadas, se erige el paraíso fiscal de las Islas Caimán, cuyos pobladores gozan del más alto nivel de vida de todo el resto del Caribe. Por estos motivos, el lugar es mansamente tranquilo, no posee desempleo ni delincuencia y cuenta con un límite de 300000 turistas al año, impuesto por los mismos habitantes, quienes creen que una mayor afluencia de público podría afectar su estilo de vida.

La mayor y la más desarrollada de estas tres islas es Gran Caimán, y posee exigencias de construcción acérrimas para los inversores edilicios: que las construcciones no sobrepasen los cocoteros, es decir, que no alcancen más de tres pisos de altura. Aunque su tierra sea seca y esté cubierta de maleza, las Islas Caimán ofrecen los más espectaculares paisajes submarinos.

La isla más pequeña del mundo está en el Caribe: estamos hablando de Saint Martin, dividida entre dos estados soberanos: Francia y Holanda. Su paisaje está compuesto de laderas pronunciadas, lagos salinos y extensas playas de arena blanca. Es un lugar soñado para practicar deportes acuáticos, desde buceo, pasando por el windsurf, kitesurf y regatas de vela (aquí se corre anualmente la Heineken Regatta)

Además, la isla posee una reserva marina protegida, donde acuden las ballenas y los delfines para reproducirse. Es una isla elegante, cómoda y refinada, pero no es un destino aconsejable si lo que estás buscando es huir de los aglomeramientos y las multitudes. Además, puedes encontrar vuelos baratos para llegar hasta San Martín (al menos más asequibles que para el resto de opciones de las que te hemos hablado).

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Isla de San Martin


Deja tu comentario