Mas sobre Santa Lucia

Isla de Santa Lucia

En una publicación anterior comenzamos a comentarle todos aquellos puntos de interés que posee la paradisíaca isla de Santa Lucía, además de sus playas. Lo que ocurre es que no es inusual que, al pensar en una isla del Caribe, uno piense sólo en las cualidades de sus balnearios y olvide que existen muchos otros lugares para visitar en ella que vale la pena no perderse.

Un maravilloso centro turístico de formación volcánica como Santa Lucía no es la excepción. En la publicación anterior le habíamos hablado de lugares como Gros Islet y sus hermosas casas de madera, los picos volcánicos Los Pitons y las casas coloniales y el jardín botánico de Soufrière.
Hoy le recomendaremos otros lugares que, de haber elegido pasar sus vacaciones en Santa Lucía, no debe dejar de visitar.

Lo mejor, para este caso, es rentar un vehículo para conducir y disfrutar del viaje casi tanto como del destino final. A través de las rutas ondulantes de la isla, se llega a Anse la Raye. Este es un pintoresco pueblito pesquero, donde sus pescadores de antaño pescaban rayas. Hoy estas han desaparecido; pero los pescadores siguen allí, perdidos entre sus redes y sus barcas de caucho.

Lo más recomendable que puede hacer en este lugar, es distenderse y relajarse en alguna de sus cantinas, y tomar un trago a la salud del dueño de casa. Estos bares son casas de familia, especialmente ambientados para funcionar como expendedores de bebidas. Las matronas abren las puertas de sus casas, sacan un par de mesas a la calle y todos comienzan a compartir bebidas y tabaco en el más alegre aire de camaradería.

Otro lugar que no puede dejar de visitar, por supuesto, es la capital de Santa Lucía. Castries debe su nombre a Maréchal de Castries, el ministro francés de la marina; aunque este rasgo es casi el único que conserva de 1760, el año en que fue fundada. En su mayoría, esto se debe a la gran cantidad de incendios que la asolaron la ciudad; el último se extinguió en 1948. Su plaza principal lleva el nombre de uno de los dos premios Nobel que le ha dado al mundo Santa Lucía: Dereck Walcott, el poeta.

Además, la ciudad tiene una catedral del siglo 19, un árbol que ya cuenta 400 años y un colorido y exótico mercado. A unos pocos kilómetros al sur de la capital nacional se encuentra la bahía tropical Marigon Bay, la que fue refugio de piratas durante siglos, y hoy sus aguas son guardianas de naufragios y tesoros fabulosos.

Por último, le recomendamos no dejar de tomar una de las numerosas excursiones que se ofrecen en las agencias para visitar la selva, la montaña o las antiguas plantaciones de azúcar y cacao de la isla. Central Forest Reserve es una zona de la selva tropical que se encuentra protegida, hogar del papagayo de Santa Lucía, que hoy está en peligro de extinción.

Foto vía: Castries

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Actividades en el Caribe, Santa Lucia


Deja tu comentario