El Castillo de San Pedro de la Roca, en Cuba

castillo del morro

Cuando uno descansa tomando el sol en cualquier playa del Caribe casi es una obligación imaginar ese escenario paradisíaco cientos de año atrás, en tiempos de corsarios y piratas. ¿Qué habrán pensado los europeos de estas playas de arenas blancas y aguas turquesas, de esta vegetación exuberante, de esta especie de paraíso en la tierra?

En fin, que precisamente por esta historia de piratas y corsarios es que todas las islas del Caribe tienen algún fuerte que visitar y en el caso de Cuba tenemos, entre otros, el Castillo de San Pedro de la Roca. Se trata de una verdadera fortaleza situada sobre la costa de la ciudad de Santiago de Cuba unos 10 km al suroeste del centro urbano.

En 1637 se hizo evidente que la ciudad necesitaba un fuerte y entonces este se construyó uno, entre 1590 y 1610, aprovechando un alto promontorio de piedras o morro que mira sobre la bahía. Todas las provisiones llegaban desde el mar y se almacenaban en un enorme almacén tallado directamente en la roca para aprovisionar a la población estable de tamaña ciudadela.

castillo del morro2

En total la construcción del Castillo de San Pedro de la Roca tardó 42 años ya que se terminó en 1700. El temor a los ataques piratas estaba muy bien fundado ya que mientras la fortaleza estaba en construcción debió vérselas con piratas ingleses que tomaron la ciudad de Santiago durante dos semanas, destruyeron parte de la fortaleza y capturaron su artillería.  A los piratas se sumaron algunos terremotos y para finales de 1775 si bien el temor por los piratas había disminuido el castillo siguió cumpliendo funciones militares hasta casi finales del siglo XIX.

En los años 60 fue restaurado y desde 1997 es Patrimonio de la Humanidad ya que es un muy buen ejemplo de la aquitectura militar renacentista adaptada a los requerimientos de la Europa colonial en el Mar Caribe.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Cuba


Deja tu comentario