Aguas termales y el Boiling Lake en Dominica

Boiling Lake

El Mar Caribe es una zona volcánica y algunos de estos volcanes todavía están activos mientras otros, después de explotar y formar los archipiélagos, se han puesto a dormir hace millones de años. Bueno, los que no se han dormido aún están casi todos en Dominica. Pues sí, la mitad de los 20 volcanes activos que hay en el este del Caribe están en este pequeño estado y a pesar de que ya llevan silenciosos unos 1000 años nada impide pensar que un día no volverán a despertar.

Sucede que tienen fumarolas, desprenden sulfuro, aguas termales que burbujean y en especial en la zona hay un enorme lago burbujeante de agua bien caliente que indica que la actividad volcánica en las profundidades de la tierra y el océano… aún está vigente.

El Lago Hirviendo o Boiling Lake, de Dominica, es el segundo mas grande después del Lago Frying Pan de Nueva Zelanda y mide unos 200 pies de ancho. Está situado a unos 8 kilómetros desde la ciudad en el mismo corazón del Parque Nacional Morne Trois Piton, un sitio que ha sido declarado por la UNESCO Patrimonio Mundial y sí, no hay dudas, es uno de los lagos termales mas maravillosos de todo el planeta tierra.

Boiling Lake

Parece una olla de agua hirviendo donde algún gigante se lava los pies, la caldera del infierno o lo que os imaginéis. Aún más, a pocos kilómetros de él está situado un valle repleto de aguas termales que se llama el Valle de la Desolación, un sitio cuyo suelo recuerda una lona salpicada con múltiples colores y de cuyo tejido emanan gases, fumarolas y olor a sulfuro.

Dejando un poco atrás el Lago Hirviendo y el Valle de la Desolación nos encontramos directamente con las Cataratas Victoria y el Río Blanco, una red de arroyos de aguas minerales. Los estanques de aguas termales están situados en las cataratas Trafalgar y es aquí donde los visitantes vienen a disfrutar de un baño refrescante (debajo de las cataratas), para después zambullirse en las piscinas calientes a lo largo del río que se forma en la base de ellas.

Digamos que todo el interior de Dominica es un hervidero de agua, expresión del origen volcánico de la isla. A unas millas al sur del pueblo Champagne está la villa de Soufriere con todo un complejo diseñado para el turismo, pisicinas artificiales con arroyos de aguas termales, habitaciones, restaurantes y muchos servicios.

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Dominica


Deja tu comentario