Cura di Tortuga, una piscina natural en Aruba

cura di tortuga

Nunca es fácil elegir qué isla del caribe nos gustaría visitar en vacaciones, ¿no es cierto? Hay tantas y todas son tan hermosas que si sólo se tratara de elegir playas estaríamos en serios problemas. Por suerte, la naturaleza, los volcanes y la historia de cada una de ella las diferencia y permiten que seleccionemos de acuerdo a lo qué queremos hacer: nadar, bucear, tomar el sol, hacer eco-turismo o aprender de historia colonial y piratas.

Os hemos hablado de Aruba en otras oportunidades, ¡es imposible obviarla! Es una de las islas de las Antillas Menores en el corazón del Mar Caribe y a tan solo 24 escasos kilómetros de la costa venezolana. Mide apenas unos 184 km2 y en su punto mas ancho mide 9 kilómetros y 30 kilómetros de largo. Forma parte de los Países Bajos pero no de la Unión Europea y si de idiomas raros se trata aquí tenemos el papiamento, una cierta evolución del castellano antiguo que os sonará familiar y ajeno al mismo tiempo.

Playas, mares turquesas, buceo y diversión.  Playas de arenas muy blancas y finas, algunas con oleaje tranquilo y otras con oleaje más furioso y viento, ideales para los deportes acuáticos y una temperatura perfecta: entre 25  y 31ºC de enero a diciembre, es decir todo el bendito año. Y bien, entre tanta playa y aguas cristalinas hay un sitio especial que debéis conocer si vais a Aruba.

conchi 2

Se trata de una piscina natural a la que se le dice «conchi» por aquí, aunque su nombre real es Cura di Tortuga. Es una aventura dar con ella ya que no está lo que se dice a mano de cualquier turista sino es un rincón recóndito de la isla al que no es nada fácil llegar. Los caminos son difíciles, escarpados y peligrosos (aunque no tanto) y hay que ir con mucho cuidado, pero vale la pena. Al llegar encontraréis una hermosa piscina natural de aguas entre verdes y celestes, un sitio perfecto para relajarse y disfrutar.

La piscina está rodeada de rocas y de hecho está enclavada en uno de los peores terrenos de Aruba así que encontrarla es dar con un verdadero tesoro. Se puede llegar aquí en camionetas 4×4 o a caballo por un camino que está señalizado, y después lo mejor es zambullirse desde los acantilados cercanos y bucear hasta la piscina de agua de mar.

conchi

Consejo: lleva la batería de la cámara cargada y mucha agua embotellada pues el sitio es realmente remoto.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Aruba


Deja tu comentario