Isla Culebra, una joya del caribe

Isla Culebra

Isla culebra está ubicada al este de Puerto Rico, aproximadamente a 17 millas, y es uno de los pocos puntos del Caribe que aún no tiene una afluencia masiva de turistas, condición más que ideal cuando se trata de disfrutar del paraíso.

En la época precolombina, Isla Culebra fue ocupada por arawaks y taínos. Luego la habitaron españoles, los cuales la nombraron Isla Pasaje. En el siglo XVIII fue lugar predilecto para piratas que buscaban ocultarse, de manera que por qué no pensar que en alguna parte de esta isla se encuentra enterrado algún tesoro…

Aunque su mayor tesoro sin duda alguna es su propia naturaleza, sus playas de aguas turquesas y arena blanca. La temperatura de la isla, entre los 25º y 32º la mayor parte del año, hacen propicio el chapuzón en el mar.

Para visitar Isla Culebra se puede tomar un vuelo desde San Juan (a 20 minutos) o desde Fajardo (a 10 minutos), con las siguientes compañías:

  • Aerolíneas Isla Nena: (787) 741-1577
  • Vieques Air Link: (787) 863-3020
  • Air Flamenco: (787) 724-6464

También puedes abordar un ferry desde 4.50 dólares aproximadamente el boleto de ida y vuelta. Por cierto, los ferrys comienzan a navegar hacia Isla Culebra desde las 4 de la mañana.

En cuanto al alojamiento, Isla Culebra ofrece la posibilidad de acampar en la playa, alojarse en una habitación lujosa o alquilar una vivienda.

En cuanto a lo de acampar, en Playa Flamenco encontrarás zonas dispuestas para ello. Sólo tienes que ir a registrarte para que los agentes de seguridad puedan cuidarte adecuadamente, y verás que es muy seguro pasar la noche allí. El costo por poner tu tienda es de 20 dólares, hay duchas frescas y los baños públicos están siempre abiertos. Mayor información la puedes pedir al (787) 742-0700.

Por otro lado, una habitación en Isla culebra puede costarte desde 125 hasta 400 dólares, dependiendo por supuesto del servicio y las comodidades.

Una experiencia que mejorará tu estadía será que te aventures a ir a Culebrita, ya que sus playas son de ensueño y navegar de regreso al atardecer será una experiencia que no olvidarás jamás.

También puedes bucear por los arrecifes, hay muchos instructores y allí mismo te alquilan el equipo. O navegar libremente en kayac, solo ten la precaución de preguntar por las corrientes marinas para que tu viaje no se te haga interminable.

Otra cosa que uno siempre debe recordar cuando va al Caribe es no exponerse tanto al sol, así que usar camisetas y protectores solares es indispensable.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Puerto Rico


Deja tu comentario