- Sobre Caribe - https://sobrecaribe.com -

Parque Nacional Manuel Antonio, Costa Rica

Una vez aventurados en busca de paisajes caribeños, podemos encontrar realmente maravillas. El Parque Nacional Manuel Antonio es de esos lugares apacibles, calurosos, calmados y con un paisaje inigualable. Se encuentra ubicado al sur de Quepos, cerca al Parque Nacional Manuel Antonio en Costa Rica y el camino hacia él está lleno de hoteles que haciendo uso del paisaje natural que rodea al lugar, encontraron una vía de acceso al turismo internacional.

Existen hoteles de distintos precios, es decir, todos tenemos la oportunidad de visitar y disfrutar de lo que nos ofrece Manuel Antonio, que sin duda, tiene como atractivo principal al Parque Nacional.

El Parque Nacional Manuel Antonio está conformado por 682 hectáreas y es uno de los pocos parques nacionales a nivel mundial que posee playas e islas cercanas a la costa y rodeadas de bosques que sirven de hábitat de muchas especies de flora y fauna: distintas especies de monos, el siempre contemplativo oso perezoso y la famosa lapa roja un ave que posee una amplia gama de colores que se despiertan y dejan ver entre las 5 y 7 de la mañana hora en que salen a buscar alimento.


Este parque posee un recorrido turístico bastante definido y cómodo, así como también consta de guías turísticas que atienden todo los días menos lunes y es recomendable visitarlo en temporadas de lluvias.

Recordemos que al ser un Parque Nacional está protegido del daño que el ser humano le pueda ocasionar y su fin en sí es preservar las especies que se alojan en su territorio, por todo es importante que respetemos las reglas dentro del Parque, pues como Costa Rica, existen también otros parques nacional en México y Perú por ejemplo que luchan por conservar estas áreas pero que deben abrirse al turismo internacional.

La entrada al Parque Nacional Manuel Antonio tiene un costo aproximado de $7 por persona y los hoteles se encuentran todos muy cerca como ya comentamos en el camino hacia el parque.

Una nueva oportunidad de acercarnos a la naturaleza.