Qué ver y hacer en Dominica

Dominica

El 3 de noviembre de 1493 Cristóbal Colón llegaba en su segundo viaje al continente americano hasta la isla de Dominica. La bautizó de esta manera al ser avistada por primera vez un domingo, aunque no sería hasta el siglo XVII cuando los franceses lograron ser los primeros colonos europeos en asentarse en ella. Un país que en la actualidad esconde una gran cantidad de tesoros y que forma parte del archipiélago de las islas de Barlovento.

En Dominica vais a encontrar paisaje caribeños de enorme belleza natural, una fauna y flora muy particular, playas paradisíacas y dos ciudades principalmente dignas de visitar: Roseau, la capital, y Portsmouth, ambas en la costa occidental de la isla. No hay eso sí mucho patrimonio histórico-artístico por ver, salvo algunos ejemplos de arquitectura militar y colonial algo dispersos en forma de pequeños fuertes de los siglos XVII y XVIII.

La naturaleza casi virgen de Dominica es uno de sus principales atractivos, por algo es conocida como la isla natural del Caribe. Cuenta con un gran número de rutas de senderismo a todos los niveles. Las más interesantes son Emerald Pool, que se adentra en el interior de la selva, Titou George, una garganta de piscinas naturales y cataratas, o Trafalgar Falls, que nos llevan hasta las cataratas del mismo nombre. Estas tres rutas son fácilmente accesibles desde Roseau.

Siguiendo con el ecoturismo no hay que olvidar lugares como el Parque Nacional Morne Trois Pitons, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el Boiling Lake, el segundo lago en ebullición más grande del mundo, o la belleza del Parque Nacional Cabrits, que alberga los fuertes Shirley y Prince Rupert, además de la playa de la bahía de Douglas, posiblemente la más turística y bonita de Dominica.

Ya que hablamos de playas otra de las actividades que podemos hacer en la isla es practicar submarinismo. Hay varias reservas marinas y especies tan dispares como caballitos de mar, delfines, orcas, rayas y tortugas para disfrutar bajo las aguas cristalinas. Tanto en Rouseau como en Portsmouth, principalmente, hay escuelas de buceo y tiendas para alquilar todo lo necesario. Asimismo hay muchas excursiones en barco para el avistamiento de ballenas, cachalotes y delfines.

Y dentro de las playas que os recomendamos ver en Dominica están la de Champagne, de arenas blancas y aguas cristalinas, así como las de Picard, Purple Beach, Mero o Scotts Head. En cualquiera de ellas vamos a disfrutar de un escenario típicamente caribeño de palmeras y cocoteros, aguas cristalinas y la posibilidad de practicar cualquier deporte acuático o pasear en barco.

Foto Vía Nautical News Today

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Dominica


Deja tu comentario