Visita San Juan, capital de Antigua

San Juan

Los meses previos a la llegada del verano son ideales para unas pequeñas vacaciones en el Caribe. No es aún temporada alta, los precios están más bajos que apenas unas semanas después y no hay tanto bullicio de gente como en la época estival. ¿Qué os parecería entonces disfrutar del corazón caribeño en uno de los centros turísticos más atractivos de la zona?

Esto es lo que precisamente puede ofreceros la isla de Antigua y Barbuda, un paraíso de playas de aguas turquesa y clima tropical cálido. Antigua es más grande que Barbuda, esta última considerada una de las últimas fronteras del Caribe, y tiene en su capital, San Juan (Saint John) su principal centro turístico. Es sin duda la zona más bulliciosa y animada del país, y a donde llegan los diferentes cruceros que hacen escala en la isla.

Cuenta con algo más de 22.000 habitantes y, tras la independencia del Reino Unido en 1981, se convirtió en la sede del gobierno del país. Una pequeña ciudad que además de su puerto, sus cruceros, tiendas, restaurantes y locales de ocio, tiene un patrimonio más que interesante y que nos hacer perdernos un poco por sus calles.

Las blancas torres barrocas de la Catedral de San Juan son las que marcan el horizonte de la isla. Construida a mediados del siglo XIX, es posiblemente el principal monumento que encontramos por aquí. Curiosamente es el tercer templo que se levanta en el mismo enclave, tras los dos que quedaron destruidos por sendos terremotos en 1683 y 1745. Es también el único edificio religioso de la capital.

En cuanto a los monumentos civiles hay que destacar en primer lugar el Fuerte James, construido en 1739 para servir de lugar de defensa del puerto. Durante el siglo XVIII eran frecuentes las incursiones de la Armada francesa en territorios caribeños británicos, de ahí que resultaba necesario un emplazamiento de este tipo. Hoy se puede subir a lo más alto de la fortaleza para disfrutar de las mejores vistas del puerto.

Desde aquí hemos de visitar el Palacio Gubernamental, residencia del gobernador de Antigua, el Museo de Antigua y Barbuda, situado en el edificio colonial más antiguo de la ciudad, el Jardín Botánico, el Museo de Arte de la Marina y la destilería de ron de Ciudadela, la única de toda la isla.

Se tiene la idea de que las islas caribeñas solo pueden ofrecernos un turismo de playa, hotel y piscina. Pero nada más lejos de la realidad. En este caso, San Juan, en Antigua, es un claro ejemplo de que hay mucha historia y cultura detrás del espejo cristalino de sus aguas.

Foto Vía Globe Images

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Antigua y Barbuda


Deja tu comentario