La Guerra de la Oreja de Jenkins en el Caribe

Sitio de Cartagena de Indias

La Guerra de Sucesión Austriaca que tuvo lugar en Europa entre 1740 y 1748 por los derechos hereditarios de la Casa de Austria a la muerte de Carlos VI tuvo también el Caribe como escenario bélico. Aquí sin embargo se le dio otro nombre, y en los libros de historia aparece como la Guerra del Asiento, o el más popular de Guerra de la Oreja de Jenkins.

Este conflicto enfrentó a las tropas del Reino de Gran Bretaña y España, y acabó con derrota inglesa. El nombre popular que se le dio tiene que ver con un episodio bastante curioso. En 1731 un buque español apresa a un navío contrabandista inglés capitaneado por el pirata Robert Jenkins. El capitán español, Juan León Fandiño, le cortó una oreja a Jenkins y le dijo: “Ve y di a tu rey que lo mismo le haré si a lo mismo se atreve”. Fue así como llegando Jenkins a Londres, no hubo más remedio que entrar en guerra.

Sin embargo los caribeños conocieron a esta contienda como la Guerra de Italia, ya que fue en este último país donde se desarrollaron los principales acontecimientos de la guerra en Europa.

A este lado del charco uno de los momentos decisivos de la guerra fue el Sitio de Cartagena de Indias en 1741. Ya desde marzo de 1740 los ingleses habían querido tomar esta ciudad colombiana al considerarla un objetivo prioritario. Una gran cantidad de navíos ingleses  cañonearon sin éxito durante meses las fortalezas de la ciudad. Hasta tres grandes ataques se sucedieron durante el sitio, siendo todos ellos frenados por las tropas españolas.

La isla de Cuba también fue objetivo de los ingleses, sobre todo a partir del desastre de Cartagena de Indias. En julio de 1741 llegaron hasta Santiago de Cuba, pero de nuevo la guarnición española de la ciudad repelió los ataques. Solo pudieron desembarcar en la Bahía de Guantánamo, aunque allí no fueron los españoles los que diezmaron al ejército británico, sino las enfermedades tropicales. Todo estaba en contra para ellos.

Esta Guerra del Asiento supuso para la Royal Navy uno de sus mayores desastres. Habían intentado por todos los medios tomar algunos de los grandes bastiones del Caribe, pero no lo consiguieron. Esta derrota aseguró la preponderancia española en el Atlántico y el Caribe al menos hasta finales del siglo XVIII, a pesar de que continuarían las escaramuzas con las fuerzas británicas y francesas.

Foto Vía Foro Xerbar

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Historia del Caribe


Deja tu comentario