Carlota Amalia, capital de las Islas Vírgenes

Carlota Amalia

No me imaginaba que una de las sinagogas más antiguas del hemisferio occidental se pudiera encontrar en el Caribe, y menos en las Islas Vírgenes. Pues sí, se halla en Carlota Amalia, o Charlotte Amalie como queráis, la capital de este pequeño paraíso y el nombre del puerto al que suelen llegar hoy los cruceros. Nada tiene que ver ni su estructura ni su bullicio con aquel puerto que en su momento fue tomado por los piratas.

Carlota Amalia está situada al sur de la isla de Santo Tomás, y debe su nombre a la reina consorte de Dinamarca y Noruega Carlota Amalia de Hesse Kassel (1650-1714) cuando Islas Vírgenes era de posesión danesa (aunque en el momento de su fundación, en 1666, recibió el nombre de Taphaus).

Por lo general, la mayoría de turistas que llegan a las Islas Vírgenes lo hacen atraídos por sus playas y su naturaleza, de ahí que no se paran demasiado a conocer los atractivos históricos de esta ciudad. Y eso que tiene muchos, y muy variados, gracias sobre todo a su pasado como isla favorita de los piratas.

Nada más llegar al puerto de Carlota Amalia puede verse el Edificio de la Legislatura, una bonita estructura verde de dos pisos. Su aspecto actual data de 1874 y acogió el traspaso de poderes, en 1917, de Dinamarca a Estados Unidos por la propiedad de la isla. Aunque en su momento fue Cuartel del Cuerpo de Marines de Estados Unidos, hoy funciona como legislatura de la isla.

El monumento más notable de la ciudad es el Fuerte Christian, que lleva el nombre del rey danés Christian V, esposo de Carlota Amalia. Construido en 1680 y ampliado en el siglo XVII, es el edificio más antiguo de la isla. Su característica torre con el reloj le fue añadida en 1874. A lo largo de su historia se ha utilizado como pequeña fortaleza defensiva, cuartel militar y de policía, cárcel, Casa de Gobierno e incluso de iglesia. En la actualidad alberga un pequeño museo local.

Uno de los corazones sociales de Carlota Amalia es el Parque de la Emancipación. Conocido así desde mediados del siglo XIX, es el lugar que acoge los principales eventos de la ciudad. Puede verse en él una pequeña reproducción de las Islas Vírgenes.

Por último visitamos la Iglesia Luterana, construida en el siglo XVIII aunque su aspecto actual se debe a numerosas restauraciones, la última de ellas en 1870.

Se ven muchos turistas paseando por Carlota Amalia para ir de compras, pero no son muchos los que se paran a admirar su pasado histórico. Espero que vosotros sí lo hagáis.

Foto Vía Mafolie

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Islas Virgenes


Comentarios (1)

  1. Sonyvette González ruiz dice:

    me gustaría saber más sobre la historia del antiguo cuartel del cuerpo de marines de Estados Unidos en san tomas islas virgenes

Deja tu comentario