Chichién Itzá, en la Riviera Maya

Chichén Itzá

Cuando hablamos de unas vacaciones en el Caribe, por dónde se mire uno sabe que encontrará paisajes impresionantes y un mar extremadamente bello en el que se puede hacer un sinfín de actividades todas ellas muy relajantes.

Y uno de los lugares que en los últimos tiempos está gozando de la predilección de los turistas es el Caribe mexicano, más exactamente la Riviera Maya, pues conjuga perfectamente lo que es el refrescante y dinámico mar caribeño con la belleza y envergadura de sus “ruinas” cercanas.

Lo pongo entre comillas porque de ruinas tienen ya muy poco, pues la mayoría de visitantes ignora que todas las pirámides y construcciones de estilo maya son en realidad reconstrucciones contemporáneas muy esmeradas sobre ruinas anteriores siguiendo, eso si, sus patrones de diseño, debido a que la mayoría de estas edificaciones fueron incendiadas y destruidas en la época del declive maya.

Pero como sea, es impresionante ver cuan esplendoroso fue el desarrollo de la civilización maya en esta zona. Chichén Itzá, ubicada a 200 kilómetros de Cancún, en la península de Yucatán, fundada el 405 a.C., es hoy en día el lugar más requerido por los viajeros que llegan a la Riviera Maya, pues ha sido recientemente proclamada “Nueva Maravilla del Mundo” y su pirámide al dios Kukulcán es reconocida a nivel mundial.

Una excursión a Chichén Itzá te toma menos de un día y te ofrece una interesante manera de enriquecer tu experiencia del Caribe. Las agencias de turismo en México te ofrecen un tour en el que te recogen de tu hotel en un bus con aire acondicionado y con un guía muy bien informado. Luego, y durante un recorrido de 2 horas y media, te van poniendo al tanto del desarrollo cultural de los mayas.

El tour incluye una visita guiada de dos horas por las edificaciones más representativas de Chichén Itzá: el Castillo, el juego de la pelota, el Templo de las mil columnas, entre otros.

Además te ofrecen un almuerzo de comida típica de la zona y te regresan a tu hotel al rededor de las 7 de la noche. La tarifa varía según la agencia, pero rondan los 200 euros.

Vale mucho la pena, es una visita realmente fascinante.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Riviera Maya


Deja tu comentario